Izquierda Unida – Hay alternativa

Los rescates a la banca nos han costado a cada ciudadano y ciudadana de la Comunidad de Madrid 3.533 euros. Nuestros salarios, pensiones y servicios públicos están al servicio de pagar una deuda que no hemos generado y de una crisis de la que no somos culpables.

El Gobierno quiere forzarnos a seguir sufriendo políticas de austeridad y reformas como la laboral para poder salvar así al mundo de las finanzas y no a las personas. El bipartidismo del PSOE y PP —y los partidos neoliberales como UPyD— está de acuerdo en que nos gobiernen las agencias de ‘rating’ y los grandes organismos financieros que no nos representan.

IU no va admitir que se nos gobierne a golpe de recorte. O se rescata a las personas y a los servicios públicos o se rescata a la banca y las grandes empresas; a ambas a la vez es imposible.

Junto a las mareas y las movilizaciones obreras, IU defiende que el rescate debe ser a las personas y a los servicios públicos.

Para IU hay alternativa a la crisis y por eso proponemos:

1. La defensa del trabajo no precario

Las reformas laborales impuestas por el PSOE y por el PP son las culpables de que haya seis millones de personas sin trabajo en España. Frente a ello, defendemos:

  • La derogación de la Reforma Laboral
  • La creación de una renta activa en favor de todas las personas trabajadoras que estén en el paro y no reciban prestación alguna.
  • La prioridad de planes de empleo juvenil no precarios.
  • Programas de empleo ligados a actividades sostenibles, servicios públicos y a sectores productivos y no a especulativos como Eurovegas.

 

2. El derecho a una vivienda digna

Ante la necesidad de todas las personas de vivir en una casa digna y adecuada, el Gobierno prefiere los desahucios.

Exigimos el fin de los abusos de la especulación inmobiliaria, para lo que proponemos:

  • La creación de un impuesto a las viviendas vacías en manos de los bancos y las inmobiliarias. El objetivo es crear un gran parque público de viviendas en alquiler asequible.
  • La reforma de la Ley Hipotecaria y promover medidas como la dación en pago retroactiva. Exigimos la paralización inmediata de los desahucios.
  • Creación de una Oficina regional para la atención a las personas que ven lesionado su derecho a una vivienda digna y adecuada.

3. La defensa de los servicios públicos

Cuando se recorta en educación, sanidad, políticas sociales o cultura, se ataca al bienestar de todas las personas. Eso es lo que hicieron el PP y el PSOE al pactar la reforma de la Constitución.

Frente a los recortes, defendemos un Estado social avanzado.

  • Revertir todos los procesos de privatización de nuestra sanidad y educación pública abiertos por el Gobierno regional, exigir la derogación de la Ley 15/97 y la contratación de todo el personal educativo y sanitario despedido por el Gobierno.
  • Desarrollo pleno y efectivo de la Ley de dependencia.
  • La aprobación de una Ley en Defensa de los Servicios Públicos de la Comunidad de Madrid que frene las privatizaciones en nuestra región. Garantizar el carácter cien por cien público del Canal de Isabel II, de Radio Televisión Madrid, Metro y demás empresas públicas.

4. Impuestos justos para crear empleo y unos servicios públicos de calidad. Defendemos una banca pública

El Gobierno Regional del PP lleva a cabo una política de regalosfiscales, que permiten a las grandes fortunas de Madrid no pagar impuestos. Proponemos:

  • Llevar a cabo una reforma fiscal progresiva y paguen más los que más tienen.
  • Crear un impuesto a la banca con el que financiar políticas de empleo en Madrid.
  • Impulsar una banca pública que permita financiar inversiones productivas, financiar los servicios públicos y ser factor de solución a la situación de deuda de familias y pequeñas empresas.

5. Defender la democracia y las libertades frente a la corrupción y los ‘mercados’

Vivimos una reducción manifiesta de los derechos y libertadesde la ciudadanía. Hay una mayoría social que no acepta ser espectadora de la democracia. Por eso apostamos activamente por nuevas prácticas de participación política; en esa línea, defendemos:

  • Superar los modelos verticales de reparto del poder y de la riqueza. Apostamos por un nuevo modelo decidido por la ciudadanía a través de una democracia participativa, que permita procesos de intervención ciudadana en las decisiones relativas a las políticas públicas y de organización del trabajo y de la gestión en las empresas.
  • La reforma de la Ley electoral que cumpla con el principio de una persona, un voto.
  • Pedimos la auditoría pública y ciudadana de la deuda y de las empresas concesionarias de nuestros servicios públicos, como mecanismo que acabe con las prácticas corruptas relacionadas con las privatizaciones.
  • Retirada de la de la Ley de bases local y defensa del municipalismo.

Imagen

Anuncios
Los comentarios están cerrados pero puedes hacer una referencia: URL de referencia.
A %d blogueros les gusta esto: