IU Andalucía ha impulsado este Decreto-Ley en defensa de la función social de la vivienda, a propuesta de la Consejería de Fomento y Vivienda, dirigida por nuestra compañera Elena Cortés.

Se consagra así la vivienda como derecho protegido, combatiendo su concepto como mera mercancía. Supone un giro radical en la forma de concebir la vivienda: de la vivienda como mercancía, a la vivienda como derecho. Da respuesta contundente a una situación de evidente emergencia social, económica y habitacional.

Se hace así un ejercicio de defensa del interés general frente a los intereses particulares de la banca y las grandes empresas. Apunta directamente a los culpables de la crisis en beneficio de sus víctimas.  Con él Andalucía se sitúa a la vanguardia absoluta en España en defensa del derecho a la vivienda.

Frente a otros gobiernos autonómicos o el gobierno central,  IU da estricto cumplimiento a su programa y al pacto de Gobierno, estableciendo una serie de medidas concretas que garanticen esta función social, de las que destacan:

La vivienda es un derecho humano, y las administraciones públicas deben hacer efectiva su regulación. Una  vivienda vacía es el mayor exponente del uso antisocial de la propiedad privada.

No es posible ni decente que un país que permite el despojo masivo de viviendas no impulse medidas para que las viviendas deshabitadas de los bancos no puedan disponerse para el alquiler.
– Expropiación temporal (tres años) del uso de las viviendas a las personas jurídicas (bancos, filiales, entidades de gestión….) que estén en proceso de ejecución o hayan sido embargadas a aquellas personas que se encuentren en riesgo de exclusión social y no tengan alternativa habitacional. Ante la incapacidad del Gobierno central de asumir su responsabilidad y terminar con los desahucios ilegítimos, IU en el gobierno andaluz exprime sus competencias para impedir los desahucios.

– Sanciones de hasta 9.000 euros a personas jurídicas (bancos, inmobiliarias) que tengan viviendas vacías.

– Incentivos al alquiler para personas físicas: aseguramiento de los riesgos que conlleva el arrendamiento, garantizando el cobro de la renta y el arreglo de eventuales desperfectos; medidas fiscales que determinen
las respectivas Administraciones; subvenciones que serán recogidas en el próximo Plan de Vivienda.

Anuncios
Los comentarios están cerrados pero puedes hacer una referencia: URL de referencia.
A %d blogueros les gusta esto: