¿Qué celebramos el 1º de mayo?.

El primero de mayo fue establecido como el día de los trabajadores durante el congreso de la segunda internacional celebrado en París en 1889 como homenaje a los mártires de Chicago y a la lucha de todos los trabajadores en la defensa de sus derechos.

Los mártires de Chicago fueron un grupo de sindicalistas ejecutados en Estados Unidos por su participación en la huelga del 1 de mayo de 1886 en la que se pedía una jornada laboral de 8 horas y que el 4 de mayo desencadenó la revuelta de Haymarket.

Hay que recordar que anteriormente a estas luchas, la jornada laboral en Estados Unidos estaba limitada por ley a 18 horas!. Y que el incumplimiento de esta ley solo ocasionaba una pequeña sanción.

Ese 1º de Mayo de 1886 los trabajadores de Chicago inician una huelga por la reducción de la jornada laboral. La huelga es un éxito, aglutinando a más de 400.000 trabajadores y paralizando todas las fabricas de la ciudad, con la excepción de la de maquinaria agrícola Mc Cormik, en la que se mantenía el trabajo con la ayuda de esquiroles.

Las movilizaciones siguen durante el día 2 cuando una manifestación de 50.000 personas es disuelta violentamente por la policía. El 3 de mayo, una multitud de trabajadores se concentra a la puerta de la factoría Mc Cormik y al llegar el momento del cambio de turno se produce una pelea con los esquiroles, en el transcurso de la cual la policía comienza a disparar indiscriminadamente sobre los obreros ocasionando 6 muertos y decenas de heridos.

Como protesta se convoca una concentración al día siguiente, 4 de mayo en el parque de Haymarket organizada por el líder obrero August Spies y sus compañeros de sindicato Albert Parsons y Samuel Fielden.
En este parque más de 20.000 personas participan en un meeting obrero. Comienzan a ser rodeadas y hostigadas por la policía, hasta que un desconocido hace estallar un artefacto explosivo que causa un muerto y varios heridos entre la policía, tras lo cual estos abren fuego de forma indiscriminada sobre la multitud provocando un número desconocido de muertos y heridos entre los trabajadores.

Tras estos graves altercados se declara el estado de sitio y el toque de queda, durante el cual la policía detiene y tortura a cientos de trabajadores.

El 21 de Junio de 1886 se inicia el juicio-farsa de 31 obreros acusados del lanzamiento de la bomba. Y en un ambiente de presión contra los trabajadores por parte de los medios de comunicación y los propietarios de las fábricas, finalmente se condena a ocho líderes anarquistas. Tres de ellos a altas penas de prisión y los otros cinco a morir en la horca.

El 11 de Noviembre de 1887 se produce el ajusticiamiento de Georg Engel, Adolf Ficher, Albert Parsons y August Spies. Habiéndose suicidado en prisión Louis Lingg.

600.000 trabajadores acuden a sus entierros y la presión popular logra a los pocos años la liberación de los tres encarcelados: Samuel Bielden, Oscar Neebe y Michael Schwab.

El sacrificio de estos trabajadores no fue en vano y en mayo de 1886 se comienza a conceder la jornada laboras de 8 horas a los obreros de Chicago y posteriormente a los del resto del país.

En recuerdo de aquel día y de aquellos pioneros que lo dieron todo en su lucha por una jornada de ocho horas, cada primero de mayo los trabajadores y trabajadoras salimos a la calle a exigir nuestros derechos conscientes de que lo que no se defiende fácilmente se puede volver a perder.

Anuncios
Los comentarios están cerrados pero puedes hacer una referencia: URL de referencia.
A %d blogueros les gusta esto: